By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. You can change this and find out more by following in "Read more" button.

Spanish

06. Fleboterapia (TRAP): tratamiento biológico dell'infermidad varicosa - Introduccion al 1 Video Curso

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Los actuales tratamientos de la enfermedad varicosa, la más frecuente del planeta, son irracionales. Las venas varicosas, las vénulas y telangiectasias, no deben ser eliminadas, no deben ser destruídas, no deben ser ligadas, no deben ser quemadas deben ser simplemente curadas. La escleroterapía, la flebotomía, la safenotomía, el láser, la corriente a alta frecuencia y las ligaduras funcionales son dañinas a la integridad del entero círculo venoso y no obtienen el objetivo deseado de los pacientes: la restauración funcional del círculo y la completa desaparición permanente de los vasos visibles. Las metodologías tradicionales, repito: escleroterapía, flebotomía, saf, y láser, intervienen sobre el efecto de la patología y no sobre la causa. Eliminar o borrar el efecto, representado de las venas superficiales, sin tratar la causa anatómica de las varices no cura la efermedad varicosa. Borrar y eliminar las venas superficiales dilatadas como hacen las metodologías tradicionales significa también eliminar la válvula de descarga de una hipertensión hemodinámica que las técnicas tradicionales no son en grado de curar. La remoción y destrucción de la válvula de descarga genera ulteriores venas varicosas y telangiectasias. ¡Con esta metodología los pacientes no se curan! Para curar las varices es necesario considerar que la enfermedad  varicosa es causada de una debilidad congénita de las paredes venosas que involucra todas las venas de la circulación perforante superficial.

Para curar la enfermedad varicosa es necesario curar la pared venosa. La cura no debe estar limitada a un área localizada. Una verdadera cura de la efermedad varicosa deberá reforzar y restringir la pared de todas las venas dilatadas de la circulación superficial perforante. Solo un tratamiento tridimensional extendido a todos los vasos del sistema circulatorio perforante de las tres regiones de la pierna logra hacer desaparecer de la vista los vasos visibles, a eliminar la pesantez de las piernas, a blocar la evolución de la enfermedad varicosa y a curar en pocos tratamientos las úlceras de éstasis y de hipertensión hemodinámica.... Todo esto sin  las complicaciones de los métodos tradicionales.

La TRAP es una cura bilógica no mecánica. Las curas mecánicas no son adecuadas a la materia biológica.

La Flebología Regenerativa Tridimensional Ambulatoria (TRAP) representa el pasaje de la Escleroterapía que borra y destruye las venas, de la flebectomía que extirpa las venas, del Laser endoluminal que quema las venas a una nueva técnica que cura las paredes venosas sin alterar la anatomía del círculo venoso. La TRAP se basa en una fisiopatología racional simple y sobre un nuevo concepto. La cura, o lo que es lo mismo la solución regenerativa de salicilato de sodio en vehículo hidroglicerico tamponato y el salicilato de sodio es el más antiguo y seguro principio activo del mundo, hace el recorrido inverso a la formación de las varices. Las venas dilatadas visibles a ojo desnudo con los nuevos medios de iluminación y de reflección y absorbimiento a nuestra disposición así como las telangiectasias capilares, son inyectadas con la solución regenerativa, y el líquido que se difunde más facilmente en los vasos más dilatados va a realizar su acción terapéutica en el endotelio de las venas perforantes no visibles, perforantes que representan la causa más frecuente de la enfermedad varicosa. La dilatación de lasd paredes de las venas perforantes y responsables de la formación de las várices superficiales visibles y no visibles a ojo desnudo pero sólo con los nuevos métodos de diagnóstico óptico. Las venas “regeneradas” refuerzan sus paredes y adquieren sus funciones. Regeneración significa recuperación de la forma y recuperación de la función. Los actuales tratamientos flebológicos son errados porque no han dado con la verdadera causa de la enfermedad varicosa y tratan sólo el efecto transcurando la causa anatómica, la dilatación de una parte de las 200 venas perforantes de la extremidad inferior, a lo que sigue una incontinencia válvular y una hipertensión hemodinámica en el círculo superficial. Los actuales tratamientos flebológicos están equivocados porque tratan pequeñas porciones de la circulación sin considerar que todo el círclo venoso de las extremidades inferiores está conectado y que el deterioro de la pared basal está extendido a toda la circulación superficial, perforante y comunicante, por lo cual, toda la circulación  debe ser curada. No existe hoy un campo de la medicina más lleno de falsas creencias que la Flebología. Basta abrir internet para leer las inexactitudes sobre el origen de la enfermedad varicosa y de las telangiectasias, sobre el reflujo y sobre la cura de las úlceras venosas, etc. Las publicaciónes flebológicas y los libros de escleroterapía son emblemáticos de un conformismo en el cual los errores conceptuales se pasan de generación a generación. La grande safena por ejemplo, es inocente. Esto ha sido demostrado de las numerosas personas que nacen sin las válvulas de la safena y no desarrollan la enfermedad varicosa.....

Otros conceptos son muy difundidos pero equivocados. Las válvulas de la safena no fragmentan la presión hidróstatica, esta no aumenta poque es fija, las telangiectasias no se forman por un obstáculo de salida. El impulso hidróstatico que ha sido completamente ignorado es la causa de las úlceras de éstasis. Las otras úlceras venosas son de hipertensión hemodinámica. Hoy con la TRAP las  úlceras venosas de estasis y de hipertensión hemodinámica se curan con una o dos  sesiones. !Piensen a los pacientes que se medican por años tres veces a la semana! !Piensen a los costos morales y materiales! !Piensen que cosa significa tener una úlcera péptica en el proprio cuerpo! La TRAP permite estos resultados.

No existe diferencia desde un punto de vista etiopatogénico entre una gruesa várice y una telangiectasia. Las telangiectasias y las venas varicosas forman parte de un todo único tridimensional. También el enredo de interés flebológico es sólo hemodinámico, no tiene nada que ver la angiogénesis.

Hemos mostrado en los congresos  flebológicos las fotos del antes y después. Antes que nosotros nadie hacía ver las fotos de los resultados y nadie publicaba los resultados de antes y después en las revistas flebológicas. Años y años de revistas  flebológicas y nunca las fotos de un resultado! Nos preguntamos aún como sea posible.... Con la TRAP ha nacido uno nuevo y simple diagnóstico venoso, aquel del territorio cutáneo.  Hemos introducido en Italia el Vein lite y estamos valorando la posibilidad operativa de los nuevos medios de observación, de las venas, a luz verde. La TRAP junto al nuevo diagnóstico del territorio hace que sean supérfluos los complejos estudios hemodinámicos de los ecodopleristas. Sobretodo si el objetivo es ligar o eliminar cualquier pobre vena visible. El doppler por tanto es tuerto, no ve la patología de la mayor parte de los pacientes. Veremos de todos modos cuando el ecodoppler es útil.

La TRAP es una cura biológica no mecánica el organismo mismo regenera las venas reportando al estado natural, antes de la posición en pie.

Con la Flebología  Regenerativa Tridimensional Ambulatorial (TRAP) es extremadamente simple curar la enfermedad varicosa, que repito, es la más frecuente enfermedad del planeta, y como tal, requeriría de los órganos competentes la máxima atención. La Flebología se está difundiendo en Italia siempre más y más velozmente. Escriban en google fleboterapía regenerativa y vean de cero cuando ha sido inventato este término y cuántas voces existen hoy. Los médicos que vienen a aprender esta metódica siempre son más numerosos y entusiastas. Los pacientes afectados de la enfermedad varicosa que conocen bien los resultados de los  tratamientos tradicionales encuentran finalmente la respuesta a su pregunta, una verdadera cura de la enfermedad varicosa, una técnica eficaz, fácil, extremadamente conservadora, en práctica sin complicaciones, en grado no sólo de curar sino también de prevenir la aparición de las várices: esta técnica es la Fleboterapía regenerativa tridimensional. Hoy la  Fleboterapía se está expandiendo sólo con el pasa palabra de los pacientes tratados. Me pregunto ¿quién podrá ir a hacerse extraer o cerrar una vena cuando sabe que se la puede facilmente curar?  La urgente demanda de parte de la población de ser curada con la TRAP, que es un derecho sacrosanto, ofrece a los médicos que aprendan a curar la enfermedad varicosa, una enorme oportunidad de trabajo y de desarrollo  profesional. Los médicos que harán este curso adquirirán la metodología necesaria para curar sin riesgos sus pacientes y tendrán suceso. La   Fleboterapía es fácile de aprender pero quien sabe hacer la escleroterapía tiene que olvidar mucho de lo que sabe.

Capurro S. (2013): Fleboterapia (TRAP): tratamiento biológico dell'infermidad varicosa .CRPUB Medical Video Journal. Phlebotherapy section. http://www.crpub.org